Batman está pasando por el peor momento de su vida. Se ha visto obligado a pedir dinero en la calle y se ha dado a la bebida. La deliciosa Katwoman también tiene dificultades, pero gracias a su increíble atractivo consigue más limosnas que Batman. Solo podrán llegar a un acuerdo echando un espectacular polvo de reconciliación.

Yo soy tu gatita
Tags:              

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.