Aysha teme que el tiempo y la rutina acaben haciendo mella en su relación. Pero su mayor miedo es que el deseo sexual que tiene con su pareja se extinga. Por suerte hay remedios infalibles para mantener la llama intacta. Comenzar el día masturbándose con un vibrador frente a su novio es sin duda uno de ellos.

Vibrante despertar
Tags:                      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.