Amaranta Hank y sus tres amigas nos brindan la oportunidad de vivir la primera ronda del Mundial de Fútbol Femenino desde otra perspectiva futbolística. Cada una de ellas representa a un país y ha de pasar una prueba lésbica para clasificarse para la siguiente ronda del campeonato. Al final, el campeonato resulta ser una final a cuatro en la que todos los equipos se dan placer mutuamente y se marcan un montón de goles de tijera y frotamiento vaginal.

Un Mundial de Tijeras
Tags:                      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.