Vamos a la estación a recoger a Sasha Jones, que viene de estar fuera unos días. Lo que Sasha no sabe es que tenemos la intención de llevarla a un hotel para grabar una escena con ella. Cuando se lo decimos, la idea no le hace mucha gracia, está cansada de tantas horas de autobús. Pero su cansancio choca con las ganas de follar que siempre tiene. Le damos dos opciones: o viene con nosotros al hotel, o se va para su casa en taxi. ¿Quieres saber que pasó?…

Timada y follada
Tags:                      

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.