Nada más empezar en el porno, la guarrísima jovencita Yarisa Durán tuvo la suerte de convertir en realidad una de sus fantasías más calientes con Nacho Vidal y otros tres chicos amateur que le metieron mano en el metro hasta hartarse. Después se fueron todos a casa de Nacho donde la deliciosa Yarisa aprendió en pocos minutos las bases del arte erótico.

Rodeada de pollas en el metro
Tags:                  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.