Nuestra querida Carol Vega nunca ha probado el rabo de toro, así que en cuanto nos enteramos no podemos hacer otra cosa que quedar con ella y darle su “gran” sorpresa: un buen rabo de toro español para que le de unas buenas estocadas y cogidas, aderezado con un buen postre: lechita caliente. ¿Hay mejor forma para disfrutar un día, Carol?

Rabo de toro
Tags:                  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.