Marta Sanz vuelve a visitarnos con unas ganas tremendas de fiesta. Alberto, nuestro yogurín, la pasea cual Miss Daisy en su coche descapotable por la ciudad y ella le va chupando el rabo mientras conduce. Y después se marcan una follada de antología en la que Alberto destroza a Marta con su descomunal pollón.

Paseando a Miss Sanz
Tags:                      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.