NoeMilk nos invita a pasar un entretenido día de su vida con ella. Nos muestra su rutina deportiva y su casa. Allí nos enseña todos los rincones donde suele follar y hacer, según sus propias palabras, “mil y una perrerías”. También vemos cómo hace webcam con un consolador, pero pronto se aburre de esa polla de mentira y buscará una de verdad. Llama a Franck Franco y éste se presenta en su casa para hacerle esas mil y una perrerías que ella necesita que le hagan.

NoeMilk y una perrerías
Tags:                  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.