Nacho Vidal le da un valioso consejo a Jordi, el niño polla. Le habla de la facilidad que tienen las maduras para abrirse de piernas y como no lo cree, decide demostrárselo allí mismo ofreciéndole a Montse Swinger un rato de diversión con dos pollas. La madurita no tarda en aceptar…

¡La vamos a reventar!
Tags:                              

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.