La tía Bianka está esperando a Gerson, su sobrino favorito. Hace tanto tiempo que no lo ve que le ha preparado las galletas que tanto le gustaban cuando era pequeño. A Gerson le siguen chiflando las galletas pero ahora ya es todo un hombre que está a un paso de graduarse. El problema es que su Bianka supone una distracción y una tentación incluso mayor que sus deliciosas galletas.

El Sobrino emPollón
Tags:                              

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.