Candy Doll está encantada con el nuevo juguetito que se ha comprado: un vibrador a control remoto. Gerson ha sido el afortunado que se encargue de darle placer a la pequeña pelirroja. Pero ante una situación tan caliente como ésta es inevitable que ambos se dejen llevar por sus más bajos instintos.

El juguete de Candy Doll
Tags:                  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.