Pobre Carol Vega, con la ilusión que le hacía su primer CulosenPùblico con nosotros y nos hemos tenido que cruzar con una reunión de las juventudes cristianas del Papa, o con la gente más estrecha de toda la ciudad barcelonesa, porque ni uno solo ha sido capaz de puntuar el trasero de nuestra chica, y mira que ella lo ha enseñado como Dios no manda. Hemos tenido que hacerle una pequeña fiesta en casa para animarla y arrancarle una sonrisa y un polvo.

Danza tu culo
Tags:                  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.