Doble sorpresa por partida doble, primero para Rebeca porque no pensaba encontrarnos en el estudio y porque no se imaginaba que la sorpresa era nada más y nada menos que “El empalador negro”. Sorpresa doble también para Lex porque no sabía que era la diosa española del porno la que se iba a comer su chocolate en barra y porque era la primera vez que iba a ver las nuevas y voluptuosas tetas de Rebeca. Con tanta sorpresa no me extraña que al final se queden futuras sorpresas en el aire…

Chocolate en barra
Tags:                  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.