Laura Love está agotada de caminar por la ciudad con tacones, así que Nacho Vidal le propone entrar en una tienda y comprar unas zapatillas para estar más cómoda. El problema es que él no puede tener mucho tiempo la polla guardada, así que mientras los dependientes buscan el número correcto, Nacho deja que primero Laura se la chupe, para después metérsela en eso coñito tan húmedo.

Calzándose a Laura
Tags:                  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.