Nacho Vidal somete a Klara Gold a una sesión de potente sexo anal, no sin antes hacer un interesante trayecto en taxi hasta el hotel con mamada en marcha incluida. Una vez en el hotel, el despliegue sexual de esta pareja es colosal: squirtings extremos, gargantas profundísimas, bolas de ping-pong incrustadas en el culo…

Aquí te pillo, aquí pollazo
Tags:                      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.