Madison Ivy nació en Alemania y como buena alemana le gustará la cerveza y las salchichas (cuanto más gordas y más grandes mejor). Es decirle que hay cerca un enorme, duro y jugoso pollón de carne 100% española y Madison empieza a salivar como una perrita en celo. No es lista ni nada, se va preparando su  garganta profunda para ver si puede engullirla de un solo bocado. Esta chica seguro que lo consigue, y si no, mirad el trailer 😉

 

 

A Madison Ivy le encanta chupar pollas gordas
Tags:                                                                                      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.