Susy Gala quería dar un cambio a su vida y se iba a retirar del porno pero le ha sido imposible purgar todos sus pecados y recibir la correspondiente penitencia sin ponerse cachonda. Todo iba bien hasta que dos monjes se plantaron delante de ella para castigarla y lo que pretendía ser su condena terminó siendo su gratificante satisfacción. Al final Susy es pornstar y esa es su vocación, lo de meterse a monja solo era por joder…y lo ha conseguido.

La Pasión de Susy
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on Tumblr0Email this to someone
Tags:                          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.