Sí amigos, 50 pollas se mamó Iris durante una larga tarda de felaciones. Nos queda claro que esta chica es capaz de cualquier cosa con tal de saborear cimbeles de desconocidos. Tal es su pasión que fue, a golpe de megáfono, reclamando a chicos para poder chuparles la polla. Os podéis imaginar la que se montó en el salón erótico de Madrid con esta chica. Cientos de valientes hacían cola para que Iris les comiera la polla e Iris, en su salsa, NO PODÍA DEJAR DE CHUPAR RABOS QUE APARECÍAN POR EL AGUJERO. Y pollas, y pollas, y lefadas y más lefadas, Iris acabó literalmente bañada en lefa. Y no se quedó ahí, una vez se había comido semejante cantidad de miembros, Iris se fue a buscar más pollas que comer. ¿Habías visto alguna vez una tía MÁS CERDA?. Un verdadero espectáculo que no te puedes perder.

50 pollas para Iris
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on Tumblr0Email this to someone
Tags:                      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.